Petrit Halilaj convierte el Palacio de Cristal en un nido gigante

El pasado 16 de julio se inauguró la instalación ‘A un cuervo y los huracanes que, desde lugares desconocidos, traen de vuelta olores de humanos enamorados‘, del artista Petrit Halilaj, siendo la primera exposición en abrir en el Reina Sofía tras el confinamiento.

El artista kosovar ha conseguido introducir la naturaleza dentro del Palacio de Cristal del Parque del Buen Retiro. Esta estructura de vidrio y acero fue la elegida para que Petrit Halilaj hiciera “la obra de su vida”. Dicho y hecho, el trabajo que ha elaborado para el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, en la primera muestra que se le dedica íntegramente a él, está estrechamente ligado con la vida del artista, la historia reciente de su país y las consecuencias de las tensiones políticas y culturales en la región.

Petrit Halilaj (Kostërrc, Kosovo, 1986) ha cogido todos esos factores que le influyen como lo personal y lo histórico, lo íntimo y lo social, la identidad cultural y el amor, el hogar y la nación, dándoles forma y mucho color. Ha creado junto a su compañero, el artista Álvaro Urbano, grandes piezas escultóricas con formas vegetales y elementos de la naturaleza.

Y así, poco a poco y de forma constante (salvo por el parón que sufrió el montaje de la exposición a causa de la pandemia por la Covid-19), Halilaj ha construido un uno de grandes dimensiones, conectando ha convertido el Palacio en un gran nido que conecta el interior con el exterior. Representa una naturaleza trasgresora que no conoce límites. Han sido realizadas en un delicado marco de acero y lienzo pintado.

Según nos acercamos al Palacio de Cristal, ya apreciamos las grandes y coloridas flores que a través de las paredes transparentes de esta edificación. Nada más cruzar la puerta de entrada, una pared de ramas gigantes nos da la bienvenida y, a la vez, nos conduce hasta el centro del nido. Aquí seremos meros espectadores ante la grandiosidad de esta naturaleza.

Nos encontraremos entre forsythias, semillas de palma, flores de cerezo, amapola, clavel y lirio. En esta creación, la persona no es el centro de atención, sino que espera a que algo pase, espera a que aparezcan los bowerbirds y comiencen su ritual de apareamiento. En definitiva, el nido se convierte en un escenario.

Debemos señalar la presencia de dos obras que nos llamarán la atención nada más entremos en el Palacio de Cristal: el cuervo blanco que sostiene un trozo de madera en ‘History of a Hug’ (Historia de un abrazo, 2020) y las dos patas de pájaro que componen ‘Here To Remind You’ (Aquí para recordarte, 2020).

‘A un cuervo y los huracanes que, desde lugares desconocidos, traen de vuelta olores de humanos enamorados’ estará recibiendo visitas hasta el 28 de febrero de 2021 en el Palacio de Cristal del Parque del Retiro. Su entrada es libre, desde las 10 de la mañana. Ha sido la primera exposición inaugurada por el Museo Reina Sofía tras su clausura por la pandemia de la Covid-19.