Entrevista a Sonia Bautista: “El Festival de Cine de Madrid es una ventana al mundo para el cine madrileño y una ventana al cine emergente para los espectadores madrileños”

Madrid es una ciudad “de cine” en muchos sentidos; en el literal, no hay más que darse una vuelta por algunos de los rincones de la capital que fueron escenarios de películas que hoy son emblemáticas para reafirmarse: desde el icónico cartel de Schweppes de ‘El día de la bestia’ hasta el Viaducto de Segovia de ‘La virgen de agosto’ pasando por el barrio de Usera de ‘Tarde para la Ira’ o la desierta Gran Vía de ‘Abre los ojos’.

Todos estos espacios nos han recordado a lo largo de décadas que Madrid tiene muchas películas que hacernos ver y vivir, algo que no viene mal recordarse en estos tiempos inciertos. Tres décadas son las que está a punto de cumplir el Festival de Cine de Madrid (FCM-PNR), que este año celebra su 29ª edición, la primera en la que se desarrolla en un formato híbrido, combinando las proyecciones presenciales en salas madrileñas con las sesiones online, que se podrán ver en la plataforma Festhome. El Festival de Cine de Madrid, que tiene lugar del 6 al 18 de octubre es un punto de encuentro para realizadores emergentes nacionales e internacionales promovido por la Plataforma de Nuevos Realizadores (PNR), que en esta edición acoge más de un centenar de cortometrajes y largometrajes organizados en torno a su sección oficial y las secciones paralelas.

Charlamos con Sonia Bautista, coordinadora general del Festival de Cine de Madrid y presidenta de la Plataforma de Nuevos Realizadores: “El Festival ha evolucionado desde su primera edición en 1991, a la par que lo ha hecho la ciudad de Madrid y su vida cultural. Madrid es un referente cultural a nivel europeo y esto lo hemos comprobado a lo largo de la trayectoria del Festival, donde cada vez contamos con más público”. En este sentido, la seña de identidad del Festival es, sin lugar a duda, su marcado compromiso con el cine emergente: El Festival de Cine de Madrid es una estupenda muestra de que en la capital no solo se hace un tipo de cine, el que tiene cabida en ventanas de exhibición tradicionales, sino que en Madrid también se hace un cine emergente, con una marcada mirada autoral que es diverso y de calidad. El FCM es una ventana al mundo para el cine madrileño, pero también una ventana para los espectadores madrileños al cine emergente, tanto nacional como internacional”.

“El Festival de Cine de Madrid es una estupenda muestra de que en la capital no solo se hace un tipo de cine, el que tiene cabida en ventanas de exhibición tradicionales, sino que en Madrid también se hace un cine emergente, con una marcada mirada autoral que es diverso y de calidad”

El FCM está compuesto por cinco secciones oficiales a concurso y numerosas secciones paralelas, entre las que destacan “Femmes” (cine realizado por directoras emergentes), la sección internacional “FICUNAM” (cintas internacionales del panorama contemporáneo) o la sección “Hecho en Madrid”, que acoge obras que muestran “el potencial cinematográfico de las calles y paisajes de la capital”. “Hecho en Madrid”, que está patrocinada por City of Madrid Film Office, aparece en el FCM por primera vez en esta 29ª edición, si bien en anteriores ediciones las obras de estas características tenían igual cabida en el resto de secciones del festival.

“El hecho de contar con una sección específica para este cine que muestra los rincones de Madrid desconocidos resulta muy positivo; así como el patrocinio de la sección por la City of Madrid Film Office, que demuestra que cada vez hay más rodajes en la capital y más facilidades para llevarlos a cabo”, como asegura Bautista. Las obras mostradas en “Hecho en Madrid” se podrán visionar online en la web de Festhome y presencialmente en la Sala Berlanga y la Sala Equis, dos reconocidas salas madrileñas que forman parte de las ventanas de exhibición alternativas de la capital.

“El hecho de contar con una sección específica para este cine que muestra los rincones de Madrid desconocidos resulta muy positivo; así como el patrocinio de la sección por la City of Madrid Film Office, que demuestra que cada vez hay más rodajes en la capital y más facilidades para llevarlos a cabo”

En este incierto octubre, no podíamos dejar de preguntar a la coordinadora general del emblemático Festival madrileño cómo ha sido la adaptación del mismo al contexto actual: “La organización del FCM la hemos tenido que plantear viviendo al día, porque esta ha sido la realidad para todos. Sin embargo, si algo bueno hemos sacado de esta incertidumbre es la versión híbrida que ha resultado finalmente, la cual nos permite llegar a un público más amplio. Creemos que este formato ha llegado para quedarse y que las proyecciones online nos permiten llegar a un público más amplio, tanto de espectadores que visualicen las obras como de cineastas que quieran mostrarlas. Está claro que la modalidad online hace que nos perdamos ese punto de encuentro que supone un evento de estas características en formato presencial, pero también nos hace ganar muchas otras cosas”.

“Creemos que este formato ha llegado para quedarse y que las proyecciones online nos permiten llegar a un público más amplio, tanto de espectadores que visualicen las obras como de cineastas que quieran mostrarlas”

Esta nueva cita con el cine nos invita una vez más a adentrarnos en las salas madrileñas y permitirnos soñar a ambos lados de la pantalla. Y es que Bogart diría que “siempre nos quedará Paris”, pero lo que no sabía es que en Madrid siempre nos quedarán muchas películas por ver y por vivir