Los 5 lugares favoritos de… Penny Necklace

Penny Necklace es el alter ego musical de Odette Suárez de Puga. Concreto aquello de ‘musical’ porque Odette hace muchas cosas. Tiene la inquietud del CREADOR, como concepto y en mayúsculas. Estudió arquitectura y, además de su carrera musical, en la que también experimenta con el diseño editorial, la creación audiovisual y la producción, pinta como forma de meditación y, no hace mucho, abrió Taller de Mesa, una “escuela” en su propia casa donde organiza talleres de arcilla, pendientes, grabados, bordados, etc. para grupos reducidos. ¡Ojo!

Con tantos frentes abiertos, en el buen sentido, no podía dejar pasar la oportunidad de preguntarle por sus lugares favoritos de Madrid e intuir, a partir de ellos, de dónde nacen las ideas de tan variopintos proyectos.

El parque urbano de Pacífico
“Un descubrimiento reciente. Es mi patio de recreo del barrio. Justo debajo del puente que se levanta de la M30, a altura de la calle ciudad de Barcelona, hay un espacio increíble con rocódromo, pistas de basket, un campo de fútbol dentro de una verja, un parque de barras de calistenia, un pequeño circuito de parkour, un círculo anti deslizante de breakdance, y una pista para patinar. Si no lo pillas a horas punta, es la leche”.

Foto: Penny Necklace

El lugar ideal para respirar aire fresco y sentirse un poco como Michael Scott y Dwight Schultz (The Office): Parkouuuuuuuuuur!!! (Instalación deportiva Municipal Básica de Cocheras. En calle de San Lamberto, s/n).

Federal café
“Conocí esta cafetería, original de Barcelona, en una cita, hace muchos años. Se encuentra en la plaza de las Comendadoras, y sus patatas con parmesano y aceite de trufa me volaron la cabeza. A partir de ahí, uno de mis planes favoritos de domingo es ir a desayunar al local que tienen cerca de la plaza Mayor, en la terracita preferiblemente, darme el paseo hasta allí, comer rico y ya no tomar nada hasta casi la merienda. El café está bueno y tienen refrescos muy interesantes”.

Este domingo nos apuntamos al plan de tomar una caña y probar sus patatas con parmesano y aceite de trufa. En Plaza de las Comendadoras, 9.

Ribes y Casals
“Esta tienda de telas de la calle Atocha y tejidos Paredes son dos de mis trocitos de paraíso en Madrid. Además, justo enfrente hay un Humana (mi lugar favorito de búsqueda de tesoros de segunda mano) y si coincide con la semana que está todo a 1€, arraso. Me encantan las actividades manuales, la artesanía, la costura, la cerámica…, y hago muchos proyectos de decoración, de dirección de arte para sesiones de fotos y grabaciones en set con ‘queso de bola STUDIO’, así que patearme estas tiendas -como Pontejos o Tirso Papel y Bolsas-, e imaginarme las posibilidades de cada material, me flipa. Tengo un montón de proyectos pendientes en Taller de Mesa para el confinamiento invernal”.

Penny es “artista” es más de un sentido. ¿Cuál será su siguiente proyecto handmade? En calle Atocha, 26.

Canastaco
“Un puesto de comida mexicana deliciosa que está en el mercado Guillermo de Osma, en Delicias-Legazpi. Mi perdición. Es un secreto a voces para la gente del barrio, pues siempre hay alguien comiendo tacos (solo a 1,5€) a cualquier hora del día, pero la verdad es que lo merece. Sé que tienen opción para que te los traigan a casa, pero yo recomiendo ir allí y ver, a través de la ventanita, cómo cocinan la cochinita y el pastor, bien churruscadito y caliente a tu mesa. La costra de queso es un must y de vez en cuando hacen pozole… ggggrrr ¡Qué rico! Comer aquí, después de dar una vuelta por el Matadero o por Madrid río, es un planazo”.

Ya nos ha entrado ‘mazo’ de hambre… El mercado se encuentra en Calle de Miguel Arredondo, 4.

Cafe de Ruiz
“Es uno de esos lugares con encanto que parece ser de otra época, como el Barbieri (en Lavapiés) o La Manuela (san Vicente Ferrer), pero en medio de Malasaña. No suele estar muy lleno, la selección musical y el servicio siempre son buenos y, por su disposición laberíntica en U con muchos rincones, es bastante íntimo y tranquilo. Perfecto para tomar un té en un día lluvioso o tomar un vino con quien quieras. ¡Hasta hemos celebrado cumpleaños allí! Este bar y la sala Café la Palma, seguramente sean los locales del centro donde más en casa me siento”.

¿Alguien para viajar en el tiempo y tomar un café en uno de sus laberínticos rincones? En calle Ruiz, 11.