Los 5 lugares favoritos de… Esnórquel

Conocí a Enrique F. Aparicio, aka Esnórquel, allá por 2019, cuando le entrevisté, junto a Rocío Saiz, a propósito de Monterrosa en su faceta como músico y parte de la banda madrileña de synthpop (esuchadles YA). De aquel encuentro, en una conocida tienda de ropa vintage del centro, recuerdo muchas cosas: recuerdo que era casi la hora de comer; recuerdo haberme reído mucho; recuerdo haber hablado sobre lo importante que es utilizar la pista de baile para reivindicar, cantar al miedo y hablar sin miedo de quién eres y cómo has llegado hasta aquí, y recuerdo quedarme embobada escuchándole hablar.

Empecé a seguirle enseguida por redes sociales y, poco después, llegaron a mi vida las “simpáticas rosquillas” y los programas de su podcast “¿Puedo hablar!”, junto a Perra de Satán, que tampoco me canso de recomendaros desde aquí, esta, mi humilde plataforma. Esnórquel, además, es DJ y periodista cultural, y se le puede leer, entre otros medios, en Píkara Magazine y Yasss. Con semejante currículo cultureta y verbenero a sus espaldas, ¿cómo no íbamos a pedirle que nos contase cuáles son sus lugares favoritos de Madrid?

Barbanarama

“Si en un local te recibe una travesti, quédate. Desde hace años este es mi bar de confianza, me siento en casa. Siempre es divertido ir a beber algo, y los fines de semana organizan visionados de RuPaul’s Drag Race en comunidad, gritando y jaleando a las travestis como si fuera la final del mundial. Como todo el ocio nocturno, ahora mismo afronta un momento crítico. Por eso que siga abierto y adaptándose a las cambiantes medidas de seguridad me parece muy valiente. Gracias Manu, gracias Iosu”.

Berkana

“Cuando aún no vivía en Madrid, Berkana era un sitio mítico para mí. Más o menos la piedra fundacional de esa Chueca de esplendor de los primeros dos mil. Hoy, aguados los fastos de aquel momento, sigue siendo el rincón por antonomasia que define mi relación con la ciudad: el lugar donde encontrarme con mis iguales, donde empaparme de mi historia y de mis antecesores. Además, Mili siempre tiene una recomendación oportuna para cada lector”.

El Rastro

“Si algo celebré hace unos meses, a pesar de todos los cambios, es poder volver al rastro. El ambiente que se genera cada domingo, que huele a tostas y vermú, era y sigue siendo uno de los momentos donde la experiencia madrileña se condensa. Mi consejo siempre es entrar a las tiendas físicas, más allá de los puestos. Desde las baratijas noventeras de Galaxysaurio a las piezas de diseño que nunca me podré permitir de IKB, pasear por el rastro es la única razón que ofrece Madrid para no trasnochar un sábado”.

Chamberí

“Fue mi primer barrio en Madrid, y aunque ahora vivo en el barrio de las letras, pasear por Chamberí me sigue recordando a ese Enrique que llegó con una maleta cargada de ilusiones y camisas de segunda mano. La arquitectura del barrio es esplendorosa y señorial, pero esconde muchas sorpresas. Recomiendo echar un ojo a las stories de Diana Aller, ilustra vecina del barrio y persona con gran ojo para explicar sus secretos”.

Teatro Reina Victoria

“Desde hace unas semanas, este teatro forma parte de mi biografía. En él debutamos @perradesatan y yo con nuestro “¿Puedo hablar! XXL” y a él volvemos el domingo 11 de abril. Llevar nuestro proyecto al escenario del que se acababa de bajar Concha Velasco es algo que todavía estoy procesando. ¡Concha Velasco fue nuestra telonera! Parafraseando a Penélope Cruz, debutar en uno de los teatros más grandes y céntricos de Madrid no era un sueño muy realista para alguien de Alpera (Albacete)·.

Si eres tan fan como nosotres de “¿Puedo hablar!”, aprovecha para hacerte con tus entradas, aquí.

*Foto de portada Rodrigo Luxon